miércoles, 28 de noviembre de 2012

Prospecto Gleyber Torres llamó la atención en showcase de MLB



Carlos Valmore Rodríguez
Anote estos nombres de intrincada ortografía, porque pueden abrir periódicos o lo que sea que haya en cinco años. Gleyber Torres, Greifer Andrade, Yeltsin Gudiño, Edie Mikey, José Herrera, cinco quinceañeros que estaban en boca de los 170 scouts que asistieron al show case organizado por Major League Baseball para mostrarle a sus divisas afiliadas el lomito del talento nacional disponible desde el 2 de julio de 2013.     
Lo que es ser adolescente. Ahí estaban esos bisoños, jugando pelota a la una de la tarde en Valencia como si nada, mientras los scouts, sentados y a la sombra, sudaban copiosamente. Es el precio a pagar por una firma, preferiblemente con bonos de siete cifras, en dólares.  “Hay tanta o más calidad que la que vimos en la cohorte de prospectos del año pasado”, dijo satisfecho Joel Araujo, jefe de Operaciones Internacionales de MLB. 
A diferencia del lote de 2012, donde la riqueza del talento se repartía en muy pocas manos, el grupo de 2013 es más homogéneo. Aún así, siempre hay unos más iguales que otros, Torres entre ellos. El campocorto maracayero, nacido el 13 de diciembre de 1996, es uno de los valores más estimados en el mercado nacional. “Tiene todas las herramientas para llegar a Grandes Ligas en cuatro años (lo normal es cinco a partir de la firma).  Puede batear para promedio, es capaz de robar bases, dispone de potencial para dar entre 15 y 20 jonrones en las mayores. Su brazo está sobre la media”, desgranó uno de los exploradores presentes en el espectáculo montado en el José Bernardo Pérez.
De Torres destacan sus adecuados desplazamientos en el campo, “Tiene todas las habilidades que uno quisiera ver en un prospecto”,  mencionó uno de los ojeadores. Dos de ellos coincidieron en que es una versión 2013, en algunos casos mejorada, de Franklin Barreto, el pelotero mejor bonificado del país en 2012.
Entre los receptores despuntó José Herrera, campeón mundial juvenil en 2012. “Es inteligente detrás del home”, apuntó un detector de talentos. “Y tiene experiencia, ha representado a Venezuela en varios torneos y el bateo es su principal fortaleza”, apuntó otro. Es ambidiestro y se convertido en un toletero respetable a la zurda”. “Es un bate natural y se vio muy bien lanzando a las bases. De hecho fue el que lo hizo mejor” terció otro scout.  
Greifer Andrade, merideño de Nueva Bolivia, es un adelantado jardinero que quedó colíder jonronero en el Mundial sub 15 ganado este año por la Vinotinto. “Para mí fue el que se vio mejor hoy”, mencionó un cazatalentos. “Es muy completo, pero lo que sobresale en él es su ofensiva. Sabe batear hacia la otra banda (es derecho) y tiene chance de desarrollar poder. Su swing es rápido, con buena extensión. Recorre las 60 yardas en 6,9 segundos”.
Yeltsin Gudiño es uno de los que le hace sombra en el renglón de los campocortos a  Gleyber Torres. Y no es ruso, es maracayero. “Es un shortstop inteligente y creo que va a quedarse a jugar en esa posición”, intervino un scout de la Liga Nacional. “Sabe jugar, no es un pelotero de showcase, es un pelotero de juego. Se ubica bien en el terreno”. “Tiene todo lo necesario para jugar en Grandes Ligas”, vaticinó un detector de talentos. Guardando las distancias, es como Derek Jeter”. Eso sí, debe mejorar su alcance.
Edie Mikey es el atleta del grupo. “Y los atletas son los que más pueden mejorar”, destacó un rastreador. Fue el más rápido en las carreras de 60 yardas, al detener el cronómetro en 6,7 segundos.
Ellos no fueron los únicos que generaron entusiasmo. El outfielder aragüeño Freddy Rodríguez fue elogiado por su combinación de buen bateo y fildeo. El catcher Luis Torrealba despuntó por su poder con el madero. El infielder Wladimir Galindo se viene abriendo paso como uno de los jóvenes con mayor progreso. El patrullero Yhoelnys González también se llevó sus palmas, lo mismo que el infielder Carlos Herrera. El guardabosques Jesús Alastre se ubica entre los buenos, y ayer contó con el respaldo de su principal impulsor: el ejecutivo de las Águilas del Zulia, Jorge Urribarrí.
También hubo calidad monticular. El pitcher más comentado fue el zurdo Ricardo Sánchez. “A los 15 años su recta se ubica entre 88 y 89 millas por hora. Además dispone de una buena curva”, explicó un scout. Gabriel Noguera, de la cuadra del ex grandeliga y ahora agente Carlos Guillén, se ubica entre los bien conceptuados. Orlando Romero también.  
En el showcase, que continúa hoy, se hicieron presentes distintos directores internacionales de scouteo, entre ellos Bill Bavasi, ex gerente general de los Marineros de Seattle (le dio un contrato de 48 millones de dólares al tirador bolivarense Carlos Silva). Aunque la personalidad más importante que vino a Valencia fue Kim Ng, vicepresidenta de Operaciones de Beisbol de MLB. “Entre el 16 y el 17 de enero de 2013 habrá en República Dominicana un showcase con los mejores prospectos a escala mundial”, indicó Joel Araujo. “Pero estamos evaluando la posibilidad de que ese mismo evento se lleve a cabo en Margarita para 2014, en el marco de la Serie del Caribe”.      

Guillén descartó juego de despedida con Magallanes
El ex grandeliga Carlos Guillén, convertido en un exitoso agente de peloteros, llevó 13 prospectos de su academia al showcase. Ellos jugarán, él no. El antiguo artillero ambidiestro había dejado entrever que podría intervenir en algunos partidos de los Navegantes del Magallanes para despedirse de la afición venezolana luego de colgar los spikes en las mayores, pero los ecos de las lesiones pasadas se lo impedirán. 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada